Verónica, la planta del mes de febrero

Nombre científico: Hebe speciosa

Nombre común: Verónica o Hebe

Familia: Plantaginaceae

Origen: Nueva Zelanda

Lugar de cultivo: Exterior

Temperatura: Hasta -1ºC

Suelo: Húmedo y drenado

Nivel de cuidados: Intermedio

Regadío: Regular

Principales características de la Verónica

Son muchos los tipos de Verónica ante los que te puedes encontrar, pero si hay uno que estamos seguros que te conquistará ese es la Hebe speciosa, una especie de Verónica que posee características muy interesantes.

Con la posibilidad de alcanzar una altura de hasta 60 cm, esta planta cuenta con hojas perennes. Respecto a sus flores, estas pueden ser blancas, rojas rosas, violetas o de tonos azules, pero si algo tienen todas ellas en común es su capacidad de inundar de alegría cada espacio.

Esta especial planta se desarrolla con mayor facilidad en climas cálidos, pero si decides plantarla en un clima seco es importante que la coloques en media sombra para que reciba una mayor humedad. Por el contrario, si optas por plantarla en un lugar con clima frio será necesario que la protejas con un invernadero.

Las Verónicas son ideales para zonas que se encuentren cerca del mar ya que toleran muy bien la salinidad.

Respecto a las enfermedades que puede llegar a sufrir tu Verónica, si bien es cierto que es un tipo de planta muy resistente a las plagas, puede tener ciertos problemas con el pulgón y el hongo oídio.

Cuidados de la Verónica

Esta preciosa flor no cuenta con difíciles cuidados, pero si que es cierto que deberás prestarle cierta atención.

Es importante que la plantes en los meses de marzo a junio, ya que su floración tiene lugar de mayo a septiembre.

Hay que hacer podas anuales para mantener la planta en buen estado. A la hora de regarla debes hacerlo de forma moderada manteniendo el sustrato de la planta siempre húmedo, pero sin encharcarla.

El suelo donde la coloques debe contar con abundante materia orgánica y estar bien drenado, así lograrás asegurarte de que tu flor crezca sana y repleta de vitalidad.

A parte de ser una planta con un encanto único, la Verónica es muy agradecida y con tan solo dedicar un poco de tiempo a cuidarla enseguida notarás como crece y llena tu jardín de originalidad.

Si estás en busca de esta fantástica planta puedes venir a visitar nuestro centro de jardinería en Barbastro, donde te daremos todos los consejos para que consigas tener la mejor Verónica del barrio, ¡te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =