Pasos y consejos para hacer esquejes

Todos tenemos una planta favorita en casa, así que para que puedas disfrutar en varias estancias de tu hogar de la paz que te transmite esa especial planta que tanto te gusta, la mejor opción son los esquejes.

Los esquejes son unos pequeños fragmentos (tallos, hojas o raíces) vivos que se extraen de una planta para introducirlos en otra o en un recipiente. Es una manera muy sencilla de conseguir aumentar tu jardín o reproducir cualquiera de tus plantas de interior preferidas.

Sigue leyendo, te contamos todo lo que necesitas saber para hacer esquejes y convertirte en un jardinero profesional.

Pasos para plantar esquejes

A la hora de realizar los esquejes es importante que sigas una serie de pasos, ya que de esta manera te asegurarás de realizar el proceso de forma correcta y lograr que tu planta crezca de forma sana.

Escoge la planta

Es importante tener muy claro con qué planta queremos hacer el esqueje, ya que no cualquier variedad permite este tipo de reproducción.

Además, según la planta es posible que tengas que seguir unos pasos u otros para hacer el esqueje.

¿Que tallo cortar?

Una vez elegida la planta con la que quieres realizar el esqueje debes fijarte en los tallos de esta.

Es importante que sea un tallo joven, es decir, que haya nacido en esta temporada y que veas que está sano y no supera los 30 cm.

Corta el tallo

Corta el tallo elegido por debajo de la yema y a poder ser en diagonal. Tienes que asegurarte de realizar un corte limpio para evitar dañar el tallo que estas cortando y la planta elegida.

Tras cortarlo asegúrate de quitar las hojas del tallo y dejar tan solo 2 o 3 para que estas no absorban los nutrientes y todas las fuerzas de la planta se centren en desarrollar las raíces.

Prepara el recipiente

Lo primero que debes hacer es saber si vas a colocarlo en un recipiente de tierra o de agua (esto dependerá del tipo de planta).

Si tu planta necesita un recipiente con agua asegúrate de comprar un fertilizante diluido para echar en el agua y ubica el esqueje en un lugar donde no reciba la luz del Sol de una forma muy directa.

Si en cambio tu esqueje necesita ser plantado en tierra encárgate de comprar una tierra rica en materia orgánica y de dejar el espacio suficiente entre tallo y tallo.

Riega y trasplanta tus esquejes

Riega de manera frecuente los esquejes que se encuentren plantados en tierra y una vez que estés seguro de que hay raíces y que el recipiente comienza a quedarse pequeño trasplántalos a uno más grande.

Sabemos que son muchas las cosas que tienes que tener en cuenta para hacer un esqueje, pero ¡que no cunda el pánico! Es mucho más fácil de lo que puede parecer.

Si quieres conocer qué plantas son las idóneas para este tipo de reproducción o tienes dudas acerca de qué recipiente o abono utilizar, ven a vernos a nuestro centro de jardinería en Barbastro resolveremos todas tus dudas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =