Poinsettia (flor de Pascua), la planta del mes de diciembre

Nombre científico:

Euphorbia pulcherrima

Nombre común:

Poinsettia o Flor de Pascua

Familia: Euphorbiaceae

Origen: México

Lugar de cultivo: Interior

Temperatura: Entre 15° y 22°

Suelo: Húmedo

Riego: Moderado 3

cuidados flor de pascua despues de navidad

Principales características de la poinsettia

Cada 12 de diciembre se celebra el día de la poinsettia, una fecha en la que se regala un ejemplar de esta flor a un ser querido. También llamada Flor de Pascua, la poinsettia es una de las plantas navideñas por antonomasia y es un regalo muy común en diferentes países gracias a los llamativos colores rojizos de sus peculiares brácteas.

Es precisamente la forma de sus brácteas, que parecen una estrella, lo que le aporta simbolismo navideño a esta planta, pues se la identifica con la estrella de Belén.

En la actualidad se pueden encontrar más de 100 variedades diferentes, siendo muy popular en las celebraciones de Navidad de países como Estados Unidos, España, Alemania, y gran parte de Latinoamérica.

Es originaria de las sierras subtropicales de América Central. Originariamente, la poinsettia procede de México y no fue hasta principios del siglo XIX que se empezó a internacionalizar gracias a su primer embajador, Joel Poinsset, médico y botánico que se llevó la planta de su país natural hasta California, otorgándole además su popular nombre.

Consejos para mantener la Flor de Pascua todo el año

Abona la Flor de Pascua

Cuando la Flor de Pascua pierde sus flores, es recomendable abonarla con fertilizantes líquidos cada 10 días, aportándole así los nutrientes que necesita para lucir radiante la próxima Navidad.

Poda la Poinsettia

Al perder todas sus hojas, también las verdes, es aconsejable podar la flor de Pascua dejando los tallos con 10 cm de altura, sellando sus extremos con cera de vela derretida al finalizar, para evitar así que la planta se debilite.

Riega de manera abundante la planta

Es recomendable regar abundantemente la Poinsettia, especialmente en los meses de verano, pero evitando siempre mojar sus hojas, ya que pueden salirles manchas o incluso desteñirse. Lo más recomendable es que eches agua en el plato y coloques la maceta dentro durante 15 minutos. Así conseguirás que la planta absorba solo la cantidad de agua que necesita.

Mantén la flor en la oscuridad

Para conseguir el precioso color rojo de sus hojas, la flor de Pascua no puede recibir más de 10 horas de luz solar al día, ya que, de lo contrario, en diciembre sus hojas aparecerían únicamente de color verde.

Controla la temperatura

La temperatura es otro factor clave para el buen crecimiento de la Poinsettia. Lo ideal es que se encuentre en un entorno alrededor de los 20°C, porque si la exponemos a un ambiente más caluroso sus hojas comenzarán a caer.

Fíjate en la humedad del ambiente

La falta de humedad es otro de los enemigos de la poinsettia. La flor de Pascua debe crecer en una zona en la que no esté expuesta a un ambiente extremadamente seco.

En primavera, trasplántala

Con la llegada de la primavera es recomendable pasar la planta a una maceta más grande. ¡Así que espera a que termine de florecer y realiza el trasplante, sin demorarte!

En Flores Castillón estamos seguros de que si sigues nuestros consejos podrás conservar la poinsettia de una Navidad a otra. ¡Su precioso color rojo aportará el toque navideño que estás buscando para adornar tu casa estos días!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 4 =