Consejos para cuidar tus cactus

¿Quieres llenar de vida los espacios de tu hogar u oficina sin tener que dedicar mucho tiempo? ¡Los cactus son tu solución!

Estas preciosas plantas que se acompañan en ocasiones de flores y de espinas para protegerse están relacionadas con el éxito y reconocimiento laboral, y además quedan preciosas las pongas donde las pongas.

Los cactus son muy resistentes y requieren de muy pocos cuidados. Son capaces de sobrevivir en condiciones de sequía extrema, gracias a su gran almacenamiento de agua. De hecho, uno de sus rasgos más característicos es la capacidad que tienen de guardar el agua en sus tejidos.

A pesar de ser plantas tan resistentes, como todo ser vivo necesitan de cuidados para poder crecer correctamente y mantenerse con vida. A continuación, te dejamos alguna de las cosas que debes tener en cuenta para que tu cactus crezca sano y bonito.

Luz

Aunque se cree que los cactus necesitan mucha iluminación no es cierto, de hecho, no todos soportan los rayos directos del sol.

Hay una norma general que dice que las especies que contienen pelitos, espinas muy fuertes o un gran número de ellas necesitan pleno sol mientras que, las especies con pocas espinas y las crasas requieren preferiblemente sombra y algo de ventilación.

Riego

Lo más importante en cuanto al riego de los cactus es regar bien el suelo dónde se encuentran, es preferible hacerlo así para que llegue bien a las raíces.

En las épocas más frías, lo recomendable es regar cada 3 o 4 semanas, mientras que en otras más calurosas el riego debe hacerse cada 10 días aproximadamente. Cuando las temperaturas sean inferiores a 10ºC no se recomienda regar los cactus, ya que pueden pudrirse.

Temperatura

La gran mayoría de cactus no sobreviven a temperaturas inferiores a 7ºC. Es importante que en invierno no ubiquemos los cactus en habitaciones que superen los 20ºC, ya que así se evita el reposo invernal y este es imprescindible para los cactus.

Abono y sustrato

Como ya bien hemos comentado, los cactus soportan suelos secos, pero si los cultivamos en una tierra bien nutrida crecerán mejor e incluso podremos ver cómo florecen.

Existen algunas tierras específicas para cactus ya preparadas, las cuales reúnen todas las características necesarias para que crezcan de forma correcta.

Trasplante

Cuando apreciamos que el cactus deja de crecer, empieza a coger un color malo o que las raíces se salen por los agujeros de drenaje es el momento de que lo trasplantemos.

Al seleccionar el nuevo macetero debemos asegurarnos de que sea mayor que el anterior. La época idónea para los trasplantes es primavera y se recomienda no regar entre 3-6 días después del trasplante.

Si tienes dudas sobre qué cactus pega más con tu hogar o cuál es el que menos tiempo necesita de cuidados ven a visitarnos a nuestro centro de jardinería ubicado en Barbastro y te ayudaremos en todo lo que necesites.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + ocho =