Jardines japoneses, crea tu propio espacio zen

 

Los jardines orientales se caracterizan por llenar de calma y tranquilidad nuestro hogar. Son unos espacios bastante diferentes a lo que estamos acostumbrados, pero que sin duda están llenos de encanto.

¿Cómo definiríamos un jardín oriental?

Los jardines orientales son aquellos que buscan representar la naturaleza en el espacio, por pequeño que sea. Su función principal es la de transmitir paz y serenidad a todo aquel que se encuentre en él. Su diseño y formas son muy distintas a las empleadas en los jardines occidentales y poseen una geometría muy característica.

jardin-<en

¿Cuáles son sus características?

–       Búsqueda de la transmisión calma

Todos los elementos, tanto plantas como piezas decorativas, buscan transmitir una sensación de paz a todo aquel que lo contempla. Por ejemplo, en los jardines orientales no puede haber fuentes, ya que el agua está en ellas agitada. Se suelen emplear estanques en los que el agua está quieta, como descansando.

–       Uso minimalista de los materiales

Como su objetivo es el de inspirar un paisaje lo más natural posible, los elementos que se incluyen son mínimos y todos tienen un por qué.

–         Cuidado de cada rincón y espacio

En los jardines orientales no hay nada al azar. Cada piedra y planta están situados de forma estratégica para que se sitúen en armonía con el lugar.

jardin-zen

¿Cómo crear un jardín japonés?

Para crear un verdadero jardín japonés hace falta incluir detalles en piedra, agua y plantas con distintos tonos de verde para crear contrastes.

Podemos emplear las piedras para crear montañas con ellas, que recuerdan la estabilidad y lo inmóvil, o bien emplear piedras más llanas y lisas para formar senderos.

Los árboles también son una buena opción. Podéis emplear los ciruelos, arces, cerezos o incluso el bambú.

Asimismo, os recomendamos incluir plantas como las azucenas o los lirios pero sin que cobren demasiada importancia, solo en lugares estratégicos.

Finalmente y como guinda del pastel, el agua debe estar en algún lugar del jardín. Puede ser en forma de cascada o en estanque, recordando a las aguas mansas.

 

Como veis, es muy fácil conseguir un espacio zen es vuestro jardín, ¡solo tenéis que optar por los jardines japoneses, seguro que os encantarán!

jardin-japones

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece + 4 =