Girasol, la planta del mes de agosto

Nombre científico: Helianthus annuus

Nombre común: mirasol, maravilla, maíz de teja.

Familia: Asterácea

Origen: Norte y centroamérica

Lugar de cultivo: Exterior

Temperatura: Unos 25ºC de promedio.

Suelo: Crecimiento óptimo en suelos franco arenosos, aunque tolera franco arcillosos y franco limosos-arcillosos.

Nivel de cuidados: Bajo

Nivel de riego: Moderado

El girasol, planta del mes de agosto

Características del girasol

Probablemente no exista una flor más popular en el mundo que el girasol. Tanto es así que hasta el mismísimo Van Gogh se fijó en esta planta originaria de Norte y Centroamérica y le dedicó un cuadro.

Los girasoles son una planta de tallo recto, alto y cilíndrico, que pueden medir hasta 2 y 3 metros, cuyas hojas son alargadas y ásperas al tacto. Su flor está conformada por un centro de color café rodeado de pétalos amarillos. Este aspecto radiante y luminoso la convierte en una flor muy a tener en cuenta para adornar nuestro jardín, sobre todo si consideramos que florecen en esta época del año, en verano, o incluso al principio del otoño.

No te culpes, no eres el único al que le encantan los girasoles. ¡Las abejas los adoran! Ellas se encargan de polinizarlos, por lo que es común que los agricultores coloquen abejas en sus campos de girasoles. ¡Puro trabajo en equipo!

Existen multitud de variedades de girasol: Big Smile, Teddy Bear, Russian Giant, Moon Walker, Velvet Queen… No obstante, nuestra recomendación es que si deseas utilizar esta planta para decorar tu jardín deberías elegir las variedades más pequeñas como el Girasol Pacino, que no suele superar los 30 centímetros de altura.

En cambio, si lo que quieres es obtener pipas de girasol, la variedad Sunspot, gracias al gran tamaño de su flor, producirá una gran cantidad de semillas.

Cuidados del girasol

El principal cuidado que requiere un girasol para crecer es recibir mucha luz natural directa. ¡Por eso se mueve buscando el sol! Esta característica se denomina heliotropismo, y es una de sus peculiaridades más conocidas.

Como mínimo, el girasol deberá estar entre 6 y 8 horas diarias al sol, así que busca un lugar exterior que esté bien expuesto a los rayos del astro rey para colocar tu planta.

Una ventaja de los girasoles es que se adaptan con facilidad a cualquier clima, pese a tener preferencia por los cálidos, y pueden crecer en diferentes suelos, como los francoarenosos, los francoarcillosos y los francolimosos-arcillosos. Solo tendrás que preocuparte por mantener la humedad del mismo, sin encharcarlo, aunque hay quien prefiere regar los girasoles una o dos veces por semana. Dicho esto, si lo que deseas es que tu girasol crezca lo más bonito posible es preferible que lo riegues constantemente.

Si quieres estar al tanto de nuestras últimas novedades, en Flores Castillón te recomendamos que sigas nuestro blog y visites nuestra tienda online. También estaremos encantados de asesorarte en cualquiera de nuestras tiendas físicas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 1 =