Consejos para cuidar tus orquídeas en casa

Elegantes, repletas de clase y con una belleza capaz de enamorar a cualquier amante de las flores, las orquídeas darán un toque asiático al rincón de tu hogar en el que las coloques.

Así que tanto si eres un experto en el cuidado de las plantas, como si te estás iniciando en el mundo de la jardinería, con las claves para el cuidado de las orquídeas que traemos en nuestro post de hoy, conseguirás que tu orquidácea llame la atención.

aprende a cuidar orquideas

Presta mucha atención a la luz

En función del tipo de orquídea que tengas en tu hogar, será necesario que la ubiques en un lugar u otro, recibiendo siempre la luz solar de manera indirecta.

Para saber si tu orquídea tiene suficiente luz, solo debes fijarte en sus hojas. Si las hojas de tu flor se vuelven amarillas y se caen, quiere decir que tiene demasiada luz. En el caso en que la luz sea escasa, sus hojas se pondrán verdes oscuras, crecerá más despacio y no llegará a florecer.

No te excedas en el riego

El agua es otro de los elementos fundamentales para el desarrollo de las orquídeas.

Si bien es cierto que para este aspecto no hay una pauta concreta, ya que dependerá del tamaño de la planta, el grado de sequedad del ambiente o el tipo de sustrato, debes tener en cuenta que el exceso de riego es la primera causa de mortalidad de las orquídeas.

Nuestra recomendación es que dejes secar el sustrato entre riego y riego.

Trasplanta tu orquídea

Lo máximo que las orquídeas deberían permanecer en la misma maceta, son dos años. Pasado este periodo de tiempo, debes extraer la planta, limpiarla de raíces estropeadas y poner sustrato nuevo y específico para ella.

Ten cuidado con las plagas

Las plagas más habituales que se pueden encontrar en las orquídeas son caracoles y babosas, especialmente si la planta está en el jardín.

De modo que si detectas la presencia de caracoles o babosas, lo recomendable es que utilices productos específicos para controlarlos. Para evitar causar daños a tu orquídea, lo aconsejable es que acudas a un profesional para que te recomiende el producto más adecuado.

Ahora que ya conoces algunos de los aspectos a los que debes prestar atención para cuidar tu orquídea, ¡ha llegado el momento de ponerlos en práctica!

Si has detectado que las flores de tu orquídea se caen, sus hojas han perdido brillo o han aparecido quemaduras en las mismas y no sabes cómo tratarla, acude a nuestro centro de jardinería y haremos que tu orquídea vuelva a destacar por su elegancia y alegre color.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =