Qué árboles de hoja perenne plantar en jardines pequeños

Si te encantan las plantas y sueñas con tener árboles en tu jardín, pero la falta de espacio es uno de tus grandes problemas, ¡no te preocupes! Existen muchos árboles pequeños de hoja perenne ideales para jardines, con los que tu pequeño espacio exterior se mantendrá verde todo el año.

Los árboles de hoja perenne se caracterizan por la durabilidad de su follaje y por mantenerse verde durante todo el año. La copa del árbol nunca llega a desnudarse.

Descubre nuestra selección de árboles para jardines pequeños de hoja perenne. Te contamos cómo cuidarlos y algunas de sus principales características para que encuentres el que mejor se adapte a tu jardín.

tipos de arboles para jardines pequeños

Encina

Este árbol se desarrolla perfectamente tanto en jardines a plena luz como a la sombra, en todo tipo de terrenos (excepto en los salinos, encharcados y/o arenosos) y soporta bien las sequias y las condiciones extremas. Además, la Encina necesita muy pocos cuidados, por lo que es ideal tanto para jardineros experimentados, como para principiantes.

Olivo

El olivo es el árbol mediterráneo más conocido. Este resistente árbol frutal es capaz de soportar pequeñas heladas y épocas de sequía. Además, este ejemplar tiene preciosas flores de color blanquecino que comienzan a aparecer entre abril y mayo.

Coníferas

Las coníferas son árboles que soportan condiciones adversas lo que las convierte en una elección idónea para aquellos que no tienen mucho tiempo para dedicar a sus plantas o para principiantes en el apasionante mundo de la jardinería. Súper fácil de cuidar, para que tu Conífera destaque por su belleza, solo tendrás que prestar atención al agua, ya que son sensibles al exceso de riego.

Enebro de nieve

Este árbol es muy resistente al frío y a las sequías, aunque hay que tener en cuenta que necesita mucha luz para crecer. Pero si por algo te conquistará el Enebro de nieve es por sus bellas flores y frutos, los cuales comenzarán a aparecer a principios de la primavera.

Picea blanca enana

Esta opción es perfecta para los jardines más reducidos, ya que tiene las raíces muy pequeñas y aguanta temperaturas muy bajas. Para su correcto crecimiento tendrás que tener en cuenta que necesita un suelo arenoso, temperaturas no muy altas y que no es conveniente que reciba la luz del sol de forma directa.

Cerezo de flor

Este árbol de origen japonés te sorprenderá con sus flores rosas, las cuales suelen aparecer finales de marzo y comienzos de abril. Como las especies anteriores este ejemplar necesitará pocos cuidados, sin embargo, es importante que cuente con un suelo bien drenado y mucha luz para mostrar toda su belleza.

La mimosa

Mimosa (Acacia dealbata) es un árbol de la familia de las leguminosas. Es un árbol con flores amarillas que contrasta con el color verde del resto de plantas. Florece en invierno y no presenta problemas en cuanto al frío, aunque si se debe proteger de heladas fuertes. Por otro lado, puede exponerse al sol directo sin ningún problema. Es importante que la estructura del suelo sea franca o arenosa, pero no tolera los suelos arcillosos.

El ciprés

Este árbol es una especie muy fácil de cuidar y de rápido crecimiento. Prefiere el sol y los climas cálidos, pero aun así resiste muy bien al frío, las heladas, el viento y la sequía, por lo que el nivel de cuidado es muy bajo.

El pino

El pino es una conífera perennifolia, es decir, que pierde las hojas poco a poco a medida que van pasando los días. Es una planta que suele crecer bastante y que además tiene raíces invasivas, por lo que ha de ser plantada en el exterior, alejado de las tuberías. El riego debe ser moderado, unas 2 veces por semana en verano y cada 6-7 días el resto del año.

El árbol del fuego

Este tipo de árbol se considera como uno de los árboles tropicales más hermosos del mundo. En primavera, antes de que crezcan sus hojas, cuenta con unas flores rojas y amarillas, pareciendo así una llama de fuego. El árbol del fuego prefiere los suelos sueltos, fértiles y profundos, aunque no resiste suelos salinos. Requiere un abundante riego en verano, por lo que se recomienda cultivarlo en un terreno arenoso o arcilloso para que optimice su drenaje.

Todas estas especies son muy resistentes y fáciles de cuidar por lo que harán que tu jardín esté siempre perfecto ¿Te ha llamado la atención alguna? Son muchas las opciones por las que te puedes decantar, ven a nuestro Centro de jardinería en Barbastro, encuentra el árbol perenne ideal para tu pequeño jardín y disfruta de la belleza de la naturaleza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + seis =