Adorna tu terraza con plantas colgantes de exterior perennes

¿Quieres darle un aire fresco y alegre a tu balcón, pero no sabes cómo hacerlo? Las plantas son el elemento perfecto para llenar de vitalidad cualquier espacio de tu hogar, así que ¿por qué no incluirlas en tu terraza?

Todas las plantas no son aptas para colocarse en tiestos colgantes. ¿Te gustaría conocer qué ejemplares harán que te conviertas en la envidia del barrio? Hoy te traemos una selección de las mejores plantas colgantes de exterior para que llenes de alegría tu terraza.

Planta perenne colgante de exterior

Qué plantas colgantes colocar en el balcón

Las cestas colgantes con flores son el complemento perfecto para cubrir de color cualquier tipo de balcón, desde aquellos que tienen un tamaño tan reducido que no admiten macetas en el suelo, hasta las terrazas más amplias en las que se quiere aprovechar al máximo cada centímetro. ¡Hay tantas opciones para elegir que te va a resultar difícil quedarte sólo con una! ¡Allá vamos!

Verbena

Perenne en climas cálidos y anual en los fríos, esta flor se caracteriza por el color verde intenso de sus pequeñas hojas y la variedad de tonalidades que pueden adquirir sus flores, las cuales van desde gamas moradas hasta rojas o blancas.

Calibrachoa

Caracterizada por su similitud con la Petunia, la Calibrachoa se caracteriza por la belleza de sus flores amarillas en forma de trompeta, cuyos tallos tienden a colgar de las macetas ya que alcanzan una altura de hasta 35 cm.

Esta exótica planta requiere de unos cuidados más específicos, ya que ha de colocarse a pleno sol y regarse frecuentemente.

Geranio de Hiedra

De entre todos los tipos de geranios, el único que puede utilizarse como planta colgante es el Geranio de Hiedra. Capaz de alcanzar hasta los 40 cm de altura, sus flores poseen tanto colorido y belleza que se han convertido en las grandes favoritas para decorar los famosos patios andaluces.

Flor de Porcelana

También conocida como Flor de cera, esta planta trepadora originaria del sur de China destaca por la delicadeza de sus pequeñas y blancas flores, las cuales parece que sean de cera, de ahí su nombre.

Capuchina

También se la conoce como taco de reina o flor de la sangre, entre otros. Se trata de una planta trepadora de ciclo anual. Llega a crecer hasta los 30 o 40 centímetros como máximo. Produce flores de colores cálidos durante el verano y hay que ponerla al sol y regarla con frecuencia. Sus hojas y flores se pueden consumir, por ejemplo, en ensaladas.

Pelargonio

Con origen en Sudáfrica, es de la familia del geranio, pero se diferencian levemente en la forma de sus flores. Planta ideal por su carácter colgante que florece en verano. De cuidados sencillos, demandará estar a pleno sol y ser regado cuando el sustrato esté seco y sin mojar las hojas y flores.

Fucsia

Originaria de América y Oceanía, es también conocida como zarcillos de la reina. Las que se cultivan en macetas colgantes crecen entre los 20 y 40 centímetros de altura. Florece en época de verano-otoño y necesita estar en un lugar protegido del sol directo con riegos moderados.

Alegría

Planta de la cual destacan tres grandes virtudes. Es fácil de cultivar, agradecida y de floración sencilla, además tiene una gran variedad de tonalidades. Puede ser cultivada tanto en interior, como en exterior. Es importante regarla abundantemente sin llegar al encharcamiento. Para fomentar su floración se recomienda ayudarla con un abono de floración.

Nemesia

Tiene su origen en Sudáfrica y su época de floración es en invierno-primavera, cuando aparecen unas flores de diversos colores y con la gargantilla amarilla. Precisa de riego frecuente porque no resiste la sequía y es muy sensible al frío. En cuanto a la luz, aguanta el calor, pero no un terreno seco. Alcanza una altura de entre 20 y 50 centímetros.

Diascia

También se la conoce como reina rosada, de origen en Sudáfrica, es una planta tipo perenne de corta vida. Su floración es muy bonita debido a su densidad y duración, con flores de color rosado y follaje verde oscuro de primavera a otoño. Soporta muy bien el calor y la sequía, pero en verano hay que regarla casi todos los días. 

Hiedra

La hiedra es fácil de cultivar y perfecta para poner en macetas colgantes. Aguantan bien en lugares con poca luz, pero crece mejor a la luz solar, aunque no de manera directa. Su temperatura ideal está entre 12º C y 20º C y no precisa de mucha agua.

Cinta

También conocida como lazo de amor o malamadre, es una herbácea de tipo perenne. Originaria de Sudáfrica, crece alrededor de unos 20 o 25 centímetros y es una de las plantas que más se utiliza como colgante. Resistente al frío y las heladas suaves. Está bien en semisombra y necesita recibir riegos de forma moderada.

Pinta tus balcones de colores con Flores Castillón y conviértelos en los grandes protagonistas. Visita nuestro Centro de jardinería, ¡estaremos encantados de ayudarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − tres =