La salud de los rosales

Las buenas condiciones de cultivo y los tratamientos preventivos contra plagas y enfermedades aseguran unos rosales saludables.

Tus rosales deben estar sanos para que den una buena y abundante floración. Para ello debes mantener una actitud vigilante continuada y ser muy constante en la aplicación de los tratamientos preventivos de plagas y enfermedades.

 

 rosapink

A la hora de la plantación hay que tener en cuenta que la mayoría de los rosales prefieren una exposición soleada en un lugar bien aireado pero no sometido a los vientos fuertes. Solo para ciertas variedades y climas muy cálidos se recomienda la semisombra

Los rosales se desarrollan mejor en un suelo ligeramente ácido y rico en arcilla.

El suelo ha de contar con buen drenaje para evitar la asfixia de las raíces, a la que son bastante sensibles los rosales. Sin embargo, la tierra debe mantener siempre una cierta humedad. Esto es especialmente importante en el caso de los rosales cultivados en maceta.

Se debe regar solo la tierra, nunca las hojas para evitar la aparición de hongos.

Las tijeras de podar deben desinfectarse (basta lavarlas con agua y detergente y secarlas bien) para no contagiar enfermedades de unas plantas a otras. Las herramientas deben mantenerse en buen estado y con las hojas afiladas para conseguir unos cortes limpios que cicatricen con mayor facilidad.

Es fácil mantener sanos los rosales tratándolos periódicamente con un producto polivalente, capaz de actuar sobre insectos y hongos a la vez; conviene aplicarlo cada 15 o 20 días.

rosales

Las enfermedades más frecuentes son las siguientes:

El OIDIO cubre con un fino polvo blanco hojas y flores.

La ROYA produce manchas amarillentas en el haz y abultamientos con esporas en el envés de las hojas de la zona más baja de la planta, especialmente. Este hongo provoca la caída de las hojas afectadas y un debilitamiento general del rosal.

El MILDIU se reconoce por la aparición de manchas entre púrpuras y blancuzcas que van oscureciéndose hasta la caída total de la hoja.

La MANCHA NEGRA se caracteriza porque aparecen en las hojas manchas oscuras que se van haciendo más grandes. La hoja va amarilleando hasta que cae.

Los PULGONES son de color verde o marrón y atacan principalmente los brotes tiernos y los botones florales. Succionan la savia, debilitan la planta y deforman hojas y flores. Ligada a ellos suele aparecer la negrilla, un hongo que, aunque no es dañino, afea mucho el aspecto del follaje. La presencia de hormigas puede indicar que hay pulgones, cuya melaza las atrae.

Las ARAÑAS ROJAS son de color rojizo y viven en el envés de las hojas provocando defoliación y debilitamiento de la planta.del rosal es en realidad la larva del Arge rosae, una especie de avispa a la que se llama mosca del rosal. Las larvas tienen el dorso amarillo cubierto de puntos negros y se alimentan de las hojas provocando serias defoliaciones.

La FALSA ORUGA del rosal es en realidad la larva del Arge rosae, una especie de avispa a la que se llama mosca del rosal. Las larvas tienen el dorso amarillo cubierto de puntos negros y se alimentan de las hojas provocando serias defoliaciones.

 

FUENTE: http://www.verdeesvida.es/tecnicas_y_cuidados_4/la_salud_de_los_rosales_29

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro + tres =