Errores más comunes a la hora de trasplantar nuestras plantas

Cuando se aproxima el momento del trasplante, aparecen errores muy comunes que afectan al proceso de adaptación de las plantas. A primera vista puede parecer una tarea muy sencilla, pero no se trata únicamente de pasar una planta de una maceta a otra, o de una maceta al suelo.

Es necesario tener en cuenta una serie de pautas para evitar que la planta sufra y proporcionar las mejores condiciones para que su proceso de adaptación sea todo un éxito. Por ello, en este post te contamos los errores más frecuentes en el trasplante de plantas para que no los cometas y puedas disfrutar al máximo.

fallos de trasplante de plantas

¿Cuáles son los errores más frecuentes en el trasplante?

  1. Hacer el trasplante a cualquier hora

La luz y la intensidad del sol va cambiando a lo largo del día, por ello, si estás pensando hacer un trasplante, lo mejor es esperar a las últimas horas del día cuando el sol incide con menos fuerza. De esta forma, evitaremos que la planta pierda toda el agua que persiste en sus raíces y quede deshidratada.

  1. Regar las plantas antes y después de la trasplantarlas

No debemos regar las plantas unos días antes de llevar a cabo la trasplantación. La tierra húmeda nos va a dificultar el proceso de extracción, provocando la rotura de alguna de sus raíces. De la misma forma, tampoco debemos regarlas justo después de la trasplantación, pues son incapaces de absorber el agua de inmediato y quedarían ahogadas.

 

  1. No respetar el espacio entre plantas

Si se trata de un trasplante de maceta a suelo, debes saber que cada planta necesita un espacio determinado para su correcto crecimiento. Agrupar todas en un pequeño espacio sin tener en cuenta esto, va a provocar un enfrentamiento entre las distintas plantas a la hora de captar nutrientes y desarrollar las raíces. Además, puede darse el caso de que las hojas de una planta tapen a otra y dificultar así su crecimiento.

errores a evitar trasplantando plantas

  1. No protegerlas de la luz solar

Como ya hemos comentado antes, es importante evitar durante el trasplante la exposición directa de la planta a la luz solar, pero no solo basta con eso. Los días siguientes al trasplante, la planta queda débil y su capacidad de absorción de agua es escasa, por lo que debemos protegerla de la luz y evitar los encharcamientos en los riegos.

De esta forma, conseguiremos que su proceso de adaptación sea progresivo y se realice en óptimas condiciones.

Y ahora que ya conoces lo que no se debe hacer… ¡trasplanta correctamente a las encargadas de alegrar y llenar de color tu hogar!

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, en Flores Castillón estaremos encantados de ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × cinco =