El baño de nuestro perro

“El baño de nuestra mascota no tiene por qué convertirse en una tarea pesada, la higiene regular debe formar parte de su rutina cotidiana y constituir una fase más de su educación y de la convivencia en el hogar.”

perros2La primera es ajustar la frecuencia del baño a las verdaderas necesidades higiénicas del perro, ya que los baños muy frecuentes pueden ocasionar algún trastorno en la piel, un riesgo que aumenta si los productos cosméticos que se utilizan no son los adecuados.

“Por supuesto, para que el baño no sea una tortura para el perro y su dueño, es imprescindible que esté acostumbrado desde cachorro”

 Una vez vistas estas premisas, vamos a ver cómo llevar a cabo un baño en las mejores condiciones. Curiosamente empezaremos por las condiciones previas: el pelo debe estar desenredado, de lo contrario, en cuanto se moje, se apelmazará y luego será imposible cepillarlo, de modo que habrá que cortarlo.

 Justo antes de empezar el baño se deben tener preparados todos los utensilios, desde los productos cosméticos hasta una alfombrilla antideslizante en el fondo de la bañera, pasando por las toallas con las que se elimina el exceso de humedad.

 También es muy importante que la temperatura ambiente del recinto sea la adecuada, ya que si está muy frío, el perro se puede resfriar.

perro– Una vez que el perro está dentro de la bañera se le moja concienzudamente con agua templada tirando a calentita. No es imprescindible, pero si se desea dejar agua en la base de la bañera, el nivel máximo debe ser hasta que roce el pecho, nunca más arriba por la dificultad de manejo.

– Cuando el perro está completamente mojado se le aplica el champú, que debe extenderse homogéneamente por todo el cuerpo. Para ello, nada mejor que echar una pequeña cantidad en la palma de la mano y aplicarla en distintas partes para después extenderla lo máximo posible. Hay que tener en cuenta que si se echa toda la cantidad necesaria sobre el lomo y se quiere extender, será más difícil que llegue homogéneamente al resto del cuerpo, ya que la máxima cantidad se quedará sobre la espalda.

perro–  La última parte que se debe enjabonar es la cabeza, y se debe tener mucho cuidado para que no entre espuma en los ojos, en las orejas y en la nariz.

– Tras aplicar correctamente el champú hay que aclarar el pelo hasta conseguir eliminar por completo todo resto de champú, por lo que nuevamente se pone de manifiesto la importancia que tiene aplicar poca cantidad y extenderla adecuadamente.

– Según las características del pelo, se puede aplicar algún acondicionador, pero se deben seguir las indicaciones del fabricante, ya que algunos no necesitan aclarado y otros sí.

perros4perro– Una vez está aclarado perfectamente hay que eliminar el exceso de agua, primero presionando suavemente con las manos y después con las toallas; sí, esas que tenemos preparadas desde el principio. Tras eliminar el exceso de agua llega el momento que a muy pocos perros les gusta, el del secador, pero es imprescindible, ya que si se deja húmedo puede resfriarse y ocasionar alguna irritación en la piel. Esto debe hacerse también en verano.

Lo hemos dejado para el final por su importancia, pero antes de empezar se debe retirar todo lo que pueda romperse y esté al alcance del perro, ¡muy en especial los objetos de vidrio!

 

FUENTE : http://www.perros.royalcanin.es/cosas-de-perros/informacion-util-para-ti-y-tu-perro/el-bano

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − dieciseis =